EL BLOG DE LUIS OLMO

EL BLOG DE LUIS OLMO



22/7/13

CUENTAN CON UN PERÍMETRO DE PROTECCIÓN.

La Comunidad intensifica la vigilancia en la Isla Grosa y el Farallón para evitar el paso de barcos por zonas sensibles.



La Consejería de Presidencia, a través de la Dirección General de Medio Ambiente, reforzará durante los meses de julio y agosto el servicio de vigilancia en la Isla Grosa y El Farrallón, con el fin de evitar el desembarco en la isla, ordenar el fondeo, las actividades subacuáticas y la navegación, y preservar así su riqueza biológica.
   
Así, la Isla Grosa y el Farrallón cuentan en la actualidad con un perímetro de protección para evitar el paso de barcos por zonas sensibles y de personas al área de tierra, ya que un acceso incontrolado provocaría serias pérdidas de sus valores ecológicos.
   
El servicio de vigilancia se desarrollará a diario durante los meses de julio y agosto, tanto en tierra como en el área de amortiguación marina y el entorno a ambos islotes, si bien estas labores de control y vigilancia se mantienen activos durante todo el año.
   
De este modo, se estima que durante este año navegarán en el entorno de estos emblemáticos islotes de la costa murciana más de 10.000 barcos, según han informado fuentes del Gobierno regional en un comunicado.
   
Desde la Consejería se recomienda a los navegantes fondear y navegar fuera de la línea de boyas que marcan la zona de amortiguación de la Isla Grosa y el Farallón, evitar producir ruidos innecesarios, molestos para otros usuarios y la fauna, recoger el ancla de manera respetuosa con el fondo marino, no verter al mar sólidos o líquidos y respetar la bandera alfa de las embarcaciones o boyas que indica la presencia de submarinistas debajo del agua y mantiene la distancia de seguridad.
   
A los buceadores se les pide que se informen del punto de buceo antes de hacer la inmersión y respetar la normativa específica, bucear con autorización o con un centro o club autorizado, controlar la flotabilidad para no tocar el fondo con las aletas, evitar el arrastre de su equipo y respetar la distancia a paredes y fondo marino.
   
Igualmente, se les pide que frenen el descenso para evitar reposar sobre el fondo, no alimentar ni molestar a los seres vivos que observen, evitar entrar en las cuevas porque las burbujas de aire afectan negativamente a todos los animales que viven en el techo, y participar en iniciativas para conservar el entorno marino.

Leer todo en europapress.es.


Seguidores